0

Test de Lancaster

Test de Lancaster

Test de Lancaster

¿Qué es el test de Lancaster?

El test de Lancaster es una prueba diagnóstica empleada en el estudio de diplopías (visión doble), motivadas por estrabismo u otras causas de origen neurológico o que afectan a los nervios del sistema ocular.

El test de Lancaster permite detectar afectaciones de los músculos oculares que intervienen en la fijación de la visión.

¿Cómo se realiza el test de Lancaster?

  1. Se pide al paciente que se sitúe a una distancia de un metro por delante de la pantalla de Hess, y se le proporciona una linterna que emite un haz de luz de pocas micras.
  2. Se pide al paciente que se siente en una silla con la espalda recta, con los ojos deberán a la altura del centro de la pantalla, y se coloque unas gafas con un cristal verde en un ojo y rojo en el otro.
  3. El optometrista proyecta el haz de luz de su linterna sobre un punto concreto, y pide al paciente enfoque la mirada sobre ese punto, sin mover la cabeza, y proyecte su haz de luz sobre el mismo punto.
  4. El optometrista dispone de una plantilla en papel de la pantalla de Hess, en la que están dibujados los puntos que va marcando con la linterna. Si el paciente no proyecta la luz de su linterna sobre el mismo punto que se le señala, el optometrista anota la desviación en su plantilla y observa hacia dónde está enfocando la vista.
  5. Una vez registradas todas las desviaciones, el oftalmólogo podrá determinar disfunciones en el funcionamiento de los músculos oculares.

 

 

Patologías relacionadas

Pide cita

La primera visita sin compromiso.
Pregunta al médico todo lo que necesitas saber y decide.

Abrir en WhatsApp
1
¿Tienes alguna duda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?