Presbicia o vista cansada

¡Infórmate sin compromiso!

¿Qué es la presbicia o vista cansada?

La presbicia o vista cansada es una disminución de la capacidad de enfoque del ojo que provoca una pérdida de nitidez en la visión cercana.

Su origen se encuentra en modificaciones que sufre el cristalino, una lente natural del ojo que se encuentra entre la córnea y la retina, que tiene la capacidad de acomodación, es decir, de enfocar los objetos en función de la distancia a la que se encuentran. Podría decirse que es como el “zoom” de una cámara fotográfica.

Cuando se es joven, el cristalino del ojo es suave y flexible. Éste cambia su forma fácilmente, lo que le permite enfocar objetos cercanos y lejanos. Después de los 40 años de edad, el cristalino se vuelve más rígido debido a los cambios en sus proteínas, y los músculos que lo rodean pierden su elasticidad. La lente no puede cambiar de forma tan fácilmente como antes y, como consecuencia, actividades como la lectura o ver cosas a corta distancia son más difíciles.

Debido a que casi todas las personas desarrollan presbicia, si otras condiciones como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo existen, dichas condiciones se mezclan. Personas con miopía pueden tener menos problemas con la presbicia.

Síntomas de la presbicia o vista cansada

1

Algunas señales y síntomas de la presbicia incluyen fatiga visual, visión borrosa de cerca al enfocar la vista sobre objetos o detalles pequeños, dolores de cabeza o sentirse cansado al realizar una actividad que requiera ver de cerca.
2

Uno de los signos más evidentes de la presbicia es la necesidad de mantener los materiales de lectura a cierta distancia con el fin de enfocarlos correctamente y evitar la sensación de que las letras “bailan” o se ven borrosas. La presbicia motiva que tengamos que alejar los brazos para leer o para ver el teléfono móvil. Cuando no llegan los brazos, ha llegado el momento de ponerse gafas para leer y para ver el ordenador.
3

La visión de lejos inicialmente se mantiene correcta pero también comienza a flaquear a partir de los 8 o 9 años desde el inicio de la presbicia, salvo que el paciente sea hipermétrope en cuyo caso comienza antes. Los miopes tienen la ventaja de que este periodo es su época de gloria, ya que con -1d a -3.5 dioptrías a partir de los 45 años pueden leer sin gafas y solo necesitarlas para lejos.

Diagnóstico

Al ser un problema asociado al envejecimiento del ojo, la presbicia no se puede prevenir. Es importante revisar periódicamente la visión a partir de los 40 años, etapa en la que pueden empezar a aparecer enfermedades oculares relacionadas con la edad.

Su Optometrista puede diagnosticar la presbicia durante un examen ocular completo. Se determinará su grado de presbicia mediante una prueba estándar de la visión, valorando su Agudeza Visual en visión lejana para empezar y seguidamente con un test de lectura situado, normalmente, a 40 cm.

Pruebas diagnósticas

Topografía

Analiza la superficie anterior de la cornea para descartar queratoconos, o patologías asimétricas de la misma. Es fundamental también para el calculo del astigmatismo antes de cualquier cirugía facorefractiva. se utiliza también en la adaptación de lentes de contacto.

Biometría

La Biometría consiste en la medición de la longitud del ojo y de los diferentes compartimentos que lo componen para calcular el poder dióptrico de las lentes intraoculares que se implantan en la cirugía de las cataratas o de la presbicia.

Tratamiento

Actualmente los únicos tratamientos posibles y eficaces para la presbicia son las gafas o la cirugía. No existen medicamentos o terapias que permitan su prevención o retrasen su aparición.

Habitualmente la presbicia se corrige con gafas. La refracción total de presbicia tendrá en cuenta la prescripción en visión lejana, la distancia de lectura y la edad del paciente. Siendo esta más elevada en pacientes de mayor edad y en distancias de lectura más próximas.

  • La corrección óptica para leer o enfocar la vista de cerca. En el caso en que la presbicia vaya combinada con miopía o hipermetropía, será necesaria una doble corrección de lejos y de cerca. Ello se puede realizar mediante el uso de dos pares de gafas distintos o unas gafas progresivas.
  • Cirugía con implante de lentes fáquicas multifocales

  • Cirugía de cristalino facorefractivo con implante de lente multifocal

  • Cirugía de la presbicia con láser excímer

Cirugía con implante de lentes fáquicas multifocales

La cirugía con implante de lentes IPCL consiste en implantar una lente por delante del cristalino, sin eliminarlo. Esta lente es capaz de corregir defectos como la miopía (incluso la alta miopía), el astigmatismo, hipermetropía y por su diseño multifocal también la presbicia, de modo que el paciente una vez intervenido no necesitará gafas. Destacaremos de esta técnica su reversiblidad y que no alteramos ningún tejido ocular en el acto quirúrgico.

Como inconvenientes, el hecho de no eliminar el cristalino hace que con el tiempo se deteriore y sea necesario intervenir de cataratas.

Cirugía de cristalino facorefractivo con implante de lente multifocal

Es una cirugía que consiste en sustituir la estructura disfuncional, el cristalino, por una lente intraocular que posee las características adecuadas para que el paciente no tenga que usar gafas.
Existen varios tipos de lentes intraoculares multifocales:

  • Las lentes trifocales aportan muy buena visión en todas las distancias (foco lejano, cercano e intermedio), el único inconveniente que tienen es que las luces nocturnas pueden molestar aunque a muy corto plazo los pacientes suelen adaptarse a ellas.
  • Las lentes de rango extendido aportan también muy buena visión lejana e intermedia pero la visión cercana no es tan perfecta por lo que pueden precisar de una gafa para leer letra pequeña, en cambio estas lentes no presentan alteraciones con las luces nocturnas.

Todas estas lentes tienen también un modelo tórico que permite tratar astigmatismos elevados. De este modo estas lentes nos permiten corregir todo tipo de defecto refractivo, miopía, astigmatismo, hipermetropía junto con la presbicia.
Dependiendo de las características previas del ojo, en función de la actividad laboral y de las aficiones o hobbies decidiremos implantar un tipo de lente u otro. Sin duda es la técnica más popular y que más procedimientos realizamos, por sus ventajas:

  • técnica muy segura
  • rápida recuperación
  • buen resultado visual
  • resultado perdurable en el tiempo evita la futura intervención de cataratas (ya que la estructura que se afecta, el cristalino ya habrá sido reemplazada por una lente que no se deteriora y, por tanto, no produce catarata ocular).

Cirugía de la presbicia con láser excímer

Existen diferentes modalidades para corregir la presbicia mediante cirugía láser. Una de ellas es la monovisión en la que se corrige el ojo dominante para visión lejana y el ojo no dominante para visión cercana, de modo que binocularmente el paciente ve bien en todas las distancias.

Otra modalidad es el Presbilasik donde se genera una córnea multifocal, en concreto el láser Amaris de que disponemos posee el software Presbymax que compensa la presbicia a nivel de córnea mediante la corrección biasférica central de modo que permite tratar la presbicia a pacientes emétropes, miopes, hipermétropes y con astigmatismo. Lo hace induciendo mayor energía en la córnea central, en lugar de inducir aberraciones lo cual favorece una más rápida recuperación en los pacientes.

Como ventajas, destacaríamos de esta técnica la sencillez y la seguridad del acto quirúrgico, junto con su rápida recuperación ya que en menos de 24 horas los pacientes están visualmente recuperados y pueden reincorporarse a su vida laboral.

Esta técnica es recomendable para personas de hasta cincuenta años y con graduaciones bajas. Los resultados no son definitivos si con los años la graduación vuelve a aumentar.

La principal desventaja es que no se elimina el cristalino y, por tanto, el resultado visual no es tan bueno como con otras técnicas y a la larga será necesario operar de cataratas.

El tratamiento paso a paso

¿Gafas o cirugía? Te lo contamos todo acerca de la cirugía facorefractiva

Testimonios

Financiamos tu mirada sin intereses

En Admira Visión no queremos que el precio suponga una barrera a la hora de cumplir tu deseo de decir adiós a las gafas y/o lentes de contacto.

Mutuas concertadas

Pide cita

La primera visita sin compromiso.
Pregunta al médico todo lo que necesitas saber y decide.