Miopía,

hipermetropía

y astigmatismo

¡Infórmate sin compromiso!



    ¿Qué son los defectos refractivos?

    Existen diversas patologías que dificultan al ojo enfocar las imágenes del exterior en la retina, son los denominados defectos refractivos

    Miopía

    La miopía es un defecto de refracción que dificulta la visión de lejos pero no afecta a la de cerca. Se produce porque las imágenes se enfocan por delante de la retina.

    Suele manifestarse en la infancia y evolucionar hasta completar la pubertad.

    El ojo miope tiene una potencia dióptrica excesiva y la imagen que se forma sobre la retina está desenfocada. La operación de miopía corrige el exceso de poder dióptrico y hace que se formen imágenes correctamente enfocadas sobre la retina.

    Causas de la miopía

    • La causa de que las imágenes se enfoquen por delante de la retina es un ojo demasiado largo o una córnea demasiado curva.
    • Suele haber relación familiar ya que mayormente es hereditaria.

    Síntomas de la miopía

    • Visión lejana borrosa y muy clara de cerca
    • En los niños se puede observar que se acercan demasiado para dibujar o ver la tele, no ven bien la pizarra y entrecierran los ojos

    Hipermetropía

    La hipermetropía es un defecto de refracción que provoca que las imágenes se vean borrosas de cerca. Se produce porque las imágenes se enfocan por detrás de la retina. Podemos decir que es la patología contraria a la miopía.

    La mayoría de niños nacen hipermetropes y se va corrigiendo con el tiempo y el crecimiento.

    Para su correcto diagnostico es necesaria la prueba de la Cicloplejia.

    Causas de la hipermetropía

    • La causa de que las imágenes se enfoquen por detrás de la retina es un ojo corto o una córnea demasiado plana.
    • Suele ser hereditaria.

    Síntomas de la hipermetropía

    • La visión borrosa cercana, de grandes objetos, sin que requiera enfocar detalles concretos.

    Astigmatismo

    El astigmatismo es un defecto de refracción que hace que las imágenes se enfoquen de forma distorsionada sobre la retina, afectando a la visión a cualquier distancia.

    Puede presentarse sola o asociada a la miopía o la hipermetropía.

    Causas del astigmatismo

    • El astigmatismo se produce porque la focalización de las imágenes es incorrecta a causa de una córnea elíptica o poco esférica. Es como si el ojo tuviese la forma de un melón, en lugar de la de una sandía.Cuando la córnea está más curvada en un eje que en otro, provoca una visión borrosa a cualquier distancia.

    Síntomas del astigmatismo

    • El astigmatismo se caracteriza por una visión borrosa a cualquier distancia.

    Diagnóstico

    Para diagnosticar la miopía se utilizan tests de medición de la agudeza visual lejana.

    En caso de someterse a cirugía refractiva para corregir la miopía, es necesario realizar una aberrometría para analizar las aberraciones ópticas (distorsiones de la luz respecto de su trayectoria dentro del ojo), y un Orbscan para medir el espesor de la córnea, así como sus irregularidades.

    Pruebas diagnósticas

    Aberrometría

    Consiste en emitir múltiples rayos de luz al ojo y ver como rebotan en el fondo y salen de nuevo del ojo. Si todas las lentes atravesadas fuesen simétricas y regulares saldrían todos los rayos en forma de ramillete perfecto pero como en todo lo natural eso no es así y salen de forma anárquica dependiendo de la transparencia de los tejidos, su regularidad y su geometría. Es fundamental en el análisis para la cirugía refractiva y endocular.

    Topografía

    Analiza la superficie anterior de la cornea para descartar queratoconos, o patologías asimétricas de la misma. Es fundamental también para el cálculo del astigmatismo antes de cualquier cirugía facorefractiva. Se utiliza también en la adaptación de lentes de contacto.

    Queratometría

    En Optometría y en Oftalmología, una queratometría (de queratos que es ‘cuerno, córnea) es una prueba realizada a un paciente en la que se determinan los parámetros de su córnea, tales como la medida de sus radios de curvatura de sus superficies (puesto que la córnea no suele ser esférica, con el mismo radio de curvatura en todos sus puntos).

    La queratometría mide la potencia refractiva de la córnea, parámetro fundamental para la cuantificación del astigmatismo corneal. Es básico en la adaptación de lentes de contacto y para el cálculo de la potencia de las lentres intraoculares, en caso de optar por cirugía refractiva con implante de lentes ICL.

    Tratamiento

    Existen varias posibilidades para tratar los defectos refractivos:

    • Su corrección óptica, mediante gafas o lentes de contacto
    • La corrección quirúrgica mendiante cirugía refractiva. Para maximizar el éxito de la misma, es muy importante llevar a cabo una minuciosa exploración de la córnea, y valorar el tipo de intervención apropiada.

    Cirugía refractiva

    La cirugía refractiva es la solución definitiva para diversas patologías, denominadas defectos refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo). La cirugía refractiva permite conseguir una correcta visión sin necesidad de gafas o lentes de contacto.

    El láser, con su precisión, permite tallar la córnea, adecuar su curvatura eliminando las cantidades de tejido corneal necesarias y modificar la refracción ocular para conseguir el correcto enfoque de la imagen en la retina.

    La cirugía refractiva contempla diferentes técnicas:

    La operación paso a paso

    Existen tres técnicas quirúrgicas científicamente autorizadas y aprobadas. Conoce los detalles de las diferentes técnicas.

    Testimonios

    Preguntas frecuentes

    ¿Tendré que seguir haciendo revisiones toda la vida?

    A pesar de que la cirugía puede conseguir que el paciente no necesite corrección óptica para sus actividades cotidianas, el ojo sigue siendo miope o hipermétrope por lo que requiere una revisión anual, ya que los riesgos asociados a estas patologías siguen siendo los mismos.

    ¿Volveré a tener miopía alguna vez?

    La cirugía puede eliminar completamente el defecto refractivo, pero lo que no hace es parar su evolución. Por ello es importante que la graduación no haya variado de forma significativa durante el último año previo a la intervención.

    ¿Cuándo podré reincorporarme a mi trabajo?

    Habitualmente a los dos días tras la cirugía. En los casos de implante de lente intraocular dependerá de las exigencias físicas de cada trabajo.

    ¿Cuántos días tendré los ojos tapados?

    Ninguno. Con las técnicas de anestesia tópica (sólo con gotas) no es necesaria la oclusión tras la cirugía.

    ¿Cuánto tardaré en ver bien tras la intervención?

    A las 24-48 horas tras la intervención ya se alcanza una buena visión, suficiente para desarrollar una vida normal en la mayoría de los casos, si bien la visión será peor en situaciones de poca luz o ambientes oscuros durante las primeras semanas o irá mejorando paulatinamente.

    ¿Mejoraré la visión?

    La cirugía mediante la técnica Lasik no mejora la agudeza visual, es decir, después de la cirugía la mejor visión que el paciente puede conseguir es la visión que tenía preoperatoriamente con sus gafas. Sin embargo, la técnica de la facoemulsificación o implante de lentes epicapsulares mejora la visión preoperatoria en la inmensa mayoría de los casos.

    Me corregirán la miopía, pero... ¿y el astigmatismo?

    En los casos de cirugía refractiva mediante la técnica Lasik pueden corregirse ambos defectos al mismo tiempo. En otros procedimientos (lentes epicapsulares, cataratas), puede ser necesario realizar posteriormente una segunda intervención con Lasik para eliminar completamente el defecto refractivo.

    ¿Cuántos días tendré que estar en la clínica?

    Ninguno. Es un tipo de cirugía que se realiza de manera ambulatoria. Después de la intervención puede irse a su casa.

    ¿Seré capaz de mantener la vista quieta durante la cirugía?

    ¡Es más fácil de lo que parece! Existe un haz de láser que sirve como referente al paciente, es decir, el paciente sólo tiene que mirar a ese punto durante la cirugía. No obstante, si el ojo se desviara en cualquier momento durante el tratamiento láser, el sistema infrarrojo de seguimiento pupilar actuaría en fracciones de segundo para mantener centrado el tratamiento láser que se realiza.

    ¿Podré mantenerme sin parpadear durante la cirugía?

    Por supuesto que sí. Colocamos gotas anestésicas antes y durante la cirugía con lo cual eliminamos la necesidad de parpadear. Por otro lado, colocamos un soporte para prevenir el parpadeo involuntario del paciente.

    ¿Es muy doloroso el postoperatorio?

    Actualmente se reduce a 1-2 días, además este dolor es de carácter medio-moderado.

    ¿Quedaré a cero dioptrías?, ¿Tendré que llevar gafas después de la intervención?

    Aunque la mayor parte de los pacientes operados con láser excimer no requieren gafas o lentes de contacto después de la cirugía, algunos necesitarán gafas para leer, ver la televisión, ir al cine o conducir de noche, sobretodo en caso de miopía y/o astigmatismo elevado. A partir de los 45-50 años aparece la presbicia o vista cansada en el 100% de la población, lo que conlleva el uso de gafas para visión próxima independientemente de la técnica quirúrgica utilizada.

    ¿Me dolerá la intervención?

    No. Ni durante ni después. Sólo tendrá leves molestias las primeras horas tras el procedimiento.

    ¿Es muy larga la intervención?

    No. Dura aproximadamente 5 minutos por ojo y es posible, en la mayoría de los casos, operar ambos ojos en la misma sesión. En los casos de implante de lente epicapsular y en la cirugía de la catarata, la duración aproximada es de 8 a 10 minutos y es aconsejable dejar transcurrir de 1 a 2 días entre un ojo y otro.

    ¿Me dormirán para operarme?

    No, ni siquiera inyecciones. El tipo de anestesia es tópica, o sea, con gotas. Por ello, no es necesario ninguna prueba preoperatoria (análisis o radiografía) ni suspender su medicación habitual, ni estar en ayunas.

    Mutuas concertadas

    Pide cita

    La primera visita sin compromiso.
    Pregunta al médico todo lo que necesitas saber y decide.