0

¿Qué es el tic en el ojo?

El tic en el ojo consiste en el cierre involuntario del párpado, de manera esporádica, repetitiva y, generalmente unilateral, y que provoca un ligero espasmo en el mismo. Su duración es variable y, cuando se alarga y se repite puede resultar bastante molesto.

El tic en el ojo es más frecuentes en personas jóvenes o niños.

No hay que confundirlo con otras afecciones que generan síntomas parecidos:

  • Mioquimias orbiculares. Son pequeños temblores de los párpados debidos a contracciones de la musculatura orbicular. No suele ser perceptible más que por el paciente y cede de forma espontánea. Se asocia a episodios de estrés, anisedad, fatiga y consumo de substancias excitantes.
  • Blefaroespasmo. En este caso los tics se producen de forma crónica y bilateral, o sea, que afectan a los dos ojos. Suele producirse con mayor incidencia a partir de los 50 años, en mujeres y con cierta predisposición genética. El origen puede ser de tipo neuronal, secundario a determinada medicación, causada por sequedad ocular, Síndrome de Sjögren, alergia, consumo de sustancias estimulantes o Síndrome de Gilles de la Tourette (tics en los ojos y palabrotas sin contención).
  • Espasmo hemifacial. Movimiento involuntario de todo un lado de la cara. Esta patología suele ser producida por una pequeña malformación vascular intracraneal que comprime el nervio facial, irritándolo y provocando los espasmos.

¿Por qué se produce el tic en el ojo?

En general, el tic en el ojo es consecuencia de:

  • Ansiedad o estrés
  • Fatiga o falta de sueño
  • Consumo de excitantes
  • Sequedad ocular

¿Cómo evitar el tic en el ojo?

No siempre vamos a poder evitarlo pero, en función de la causa que lo produce, podemos hacer lo posible para minimizar la probabilidad de que ocurra:

  • Aprender a gestionar la ansiedad y el estrés. La práctica del mindfulness puede resultar de gran ayuda.
  • Descansar las horas suficientes. Se recomiendan 10 horas en los niños y 8 en los adultos.
  • Evitar las bebidas que contienen excitantes como la cafeína, la teína o la taurina, el tabaco y cualquier sustancia tóxica.
  • Utilizar lubricantes oculares en caso de sequedad ocular. El oftalmólogo experto en superficie ocular debe determinar las más adecuadas para cada caso particular

¿Cuándo debe preocuparme un tic en el ojo?

Como ya hemos explicado, hay enfermedades que pueden dar síntomas compatibles con el tic en el ojo. En estos casos, es necesario acudir al médico para que realice un estudio que permita llegar a un diagnóstico y pautar un tratamiento, en caso que sea posible.

Los signos de alarma que deben hacernos consultar al especialista son los siguientes:

  • El tic en el ojo repetitivo se alarga durante más de una semana.
  • El tic en el ojo motiva que el párpado se cierre involuntariamente.
  • El tic en el ojo va acompañado de enrojecimiento, picor, secreción o visión borrosa.
  • El tic en el ojo se produce al mismo tiempo que otros síntomas
  • El temblor afecta a una zona más amplia que el párpado y/o afecta a los dos ojos

 

Abrir en WhatsApp
1
¿Tienes alguna duda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?