Concluida la campaña de detección precoz del glaucoma, que hemos llevado a cabo durante la Semana Mundial del Glaucoma, #WGW, os presentamos los resultados obtenidos, en comparación con los años precedentes:

En esta edición, todos los pacientes que han acudido a visitarse, tenían antecedentes familiares de glaucoma pero han dado resultados normales en la medición de la presión intra-ocular. Se les hará seguimiento periódico porque forman parte del grupo de riesgo de padecer glaucoma en el futuro. Pese a que actualmente no presentan signos de alarma, en un momento dado puede aparecer la enfermedad y afectar al nervio óptico, ocasionando pérdida de visión periférica que ya no se podría recuperar.

Si en algún momento alguno de estos pacientes sufre alteración de la presión intraocular, la única variable sobre la que podemos incidir, se determinará un valor objetivo sobre la misma y se le pautará un tratamiento de partida para conseguirlo.

En personas con antecedentes familiares de glaucoma, es especialmente importante realizarse revisiones periódicas de control especialmente de la presión intraocular.

En ediciones anteriores, se han detectado patologías ocultas diferentes del glaucoma y glaucoma en sí. El hecho de que en el 2020 todas las personas que se acogieron a la campaña de detección precoz estuviesen dentro de la normalidad, y que en este 2021 hayan acudido a consultar pacientes con antecedentes familiares de glaucoma, se valora muy positivamente porque nos demuestra que estas campañas consiguen su objetivo de conscienciación social de la necesidad de revisarse la vista para detectar el glaucoma de forma precoz.

¿Necesitas ayuda?