Ventajas de las lentes intraoculares EDOF en la corrección visual de personas que precisan gafas progresivas

Hoy en día, el uso de dispositivos electrónicos y de tecnología informática ha incrementado las demandas visuales en visión cercana (distancia de foco de lectura) y visión intermedia (distancia de foco del ordenador), por lo que los pacientes afectos de vista cansada o presbicia y/o de cataratas, buscan una solución quirúrgica que minimice su dependencia total de gafas, muchas veces progresivas, por los inconvenientes que suponen.

Hasta ahora los pacientes sólo disponían de dos grandes opciones en lentes intraoculares para corregir la presbicia, o vista cansada: Las lentes trifocales, que nos permiten corregir de forma satisfactoria la presbicia, o, en caso de no ser candidatos a ellas, se tenían que conformar con las lentes monofocales, que si bien gozan de una gran calidad de imagen en visión lejana, conllevan una dependencia absoluta de gafas en distancia intermedia y cercana, cosa  que condena al paciente al uso de las gafas, habitualmente progresivas, la mayor parte de su tiempo (por ejemplo, en una actividad donde generalmente prima la visión de lejos como conducir, para mirar el GPS seguirá precisando de una ayuda óptica en caso de haberse implantado una lente monofocal).

A diferencia de las lentes intraoculares trifocales, a pesar de no conseguir la independencia total de gafas de cerca, la lente intraocular EDOF evita la presencia de los halos nocturnos. Por otra parte, el proceso de adaptación visual es también mucho más corto, y la calidad óptica conseguida es muy elevada. Por tanto, en caso de que por las características del ojo del paciente la lente trifocal no sea la lente ideal a implantar, la lente intraocular EDOF será una excelente alternativa.

¿Qué son las lentes intraoculares EDOF?

Las lentes intraoculares EDOF responden a un acrónimo inglés, extended depth of focus, que significa lentes de profundidad de foco extendida, y suponen una mejoría y evolución de las lentes monofocales, hasta el punto de acabar sustituyéndolas al superarlas en prestaciones.

¿Para qué sirven las lentes intraoculares EDOF?

Las lentes intraoculares EDOF son aptas para aquellos pacientes que no son buenos candidatos a implantarse una lente trifocal, y que a la vez no quieren depender excesivamente de gafas para las distancias intermedia y, en menor grado, cercana.

¿Qué ventajas tienen las lentes intraoculares EDOF?

Si bien no consiguen eliminar el uso de gafas en distancia cercana, este foco extendido permite a las lentes intraoculares EDOF desarrollarse de forma altamente satisfactoria en distancias lejanas e intermedias. Esto ocurre porque preservan la alta calidad visual de lentes monofocales y, al mismo tiempo, la extienden el rango intermedio de visión. Siguiendo el ejemplo previo de la conducción, al llevar una lente intraocular EDOF el conductor ya no tendrá problemas para usar el GPS.

En lo que se refiere a la visión cercana (distancia de lectura) aunque será necesario emplear una graduación de cerca que no sobrepasa el + 1,50D (graduación habitual que necesita una persona entre 45 y 50 años de edad para ver de cerca, siendo el estadio inicial de la presbicia), este grado es mucho menor que el de una lente monofocal que precisa de + 3,00D (estadio avanzado de presbicia). Esto permite, siguiendo ejemplos prácticos, poder llegar a consultar el móvil sin gafas si se aumenta el tamaño de la letra, o llegar a consultar un precio o etiqueta de producto en el supermercado, cosa que con una lente monofocal no puede conseguir.

¿Cómo es la cirugía para implantarse unas lentes intraoculares EDOF?

El procedimiento quirúrgico es el mismo que el de la implantación de una lente intraocular monofocal o trifocal. Se trata de una cirugía ambulatoria (sin ingreso), de 15 minutos aproximadamente. Se fragmenta el cristalino (o catarata, en su caso) con ultrasonidos y se aspira. Posteriormente se implanta, mediante un inyector de 2,4mm de diámetro, este tipo de lente intraocular en el saco capsular del ojo.

¿Cómo es el post-operatorio cuando te han implantado unas lentes intraoculares EDOF?

El post-operatorio inicial (primera semana) requiere de evitar esfuerzos físicos, como levantar pesos o hacer movimientos bruscos con la cabeza. La visión inicia una rápida recuperación a partir de las 24 horas de la cirugía. Durante el primer mes no se aconseja sumergir la cabeza bajo el agua ni practicar ningún deporte que pueda implicar riesgo de traumatismo ocular. Después del primer mes, el paciente puede realizar cualquier tipo de actividad física sin tener que sufrir ninguna limitación . A lo largo de este periodo post-operatorio el paciente debe ir realizando el tratamiento médico indicado por el cirujano.

En conclusión, las lentes intraoculares EDOF representan un gran avance respecto a las lentes intraoculares monofocales, siendo las mejores lentes posibles para pacientes a quienes se desaconseje un implante de lente intraocular trifocal. Con estas lentes, el paciente obtiene una visión lejana e intermedia sin gafas y de gran calidad óptica, debiendo menester sólo una gafa de ayuda para algunas tareas de cerca.

Dr. Guifré Álvarez París

Jefe clínico IOC

Oftalmólogo experto en cirugía refractiva y facorefractiva

¿Necesitas ayuda?