0

¿Por qué la miopía es un factor de riesgo para el desprendimiento de retina?

El ojo miope se caracteriza por ser más alargado y curvo de lo normal. Esto tiene repercusiones a dos niveles distintos:

  1. provoca que las imágenes se enfoquen por delante de la retina, cosa que dificulta la visión de lejos
  2. se produce una tensión sobre la retina que puede dar lugar a desgarros del vítreo y, en última instancia, de la retina

El riesgo de desprendimiento de retina aumenta con el número de dioptrías. A mayor número de dioptrías de miopía, mayor riesgo de desprendimiento de retina existe. Se calcula que un 65% de casos de desprendimiento de retina están asociados a niveles altos de miopía. El desprendimiento de la retina es un motivo de cirugía urgente dado que si no se interviene rápidamente, puede comprometer la visión del ojo afectado.

Las personas miopes deben prestar mayor atención a su salud visual. No únicamente precisan de corrección óptica (gafas o lentillas) para poder ver de lejos sino que deben someterse a exámenes periódicos del fondo del ojo para asegurarse de que todo está bien. También deben aprender a detectar signos de alarma de un desprendimiento de retina:

  • Miodesopsias (moscas volantes, puntos oscuros, hilos flotantes) previas y seguidas de relámpagos o flashes, a un lado de la imagen, que duran poco (fotopsias)
  • Visión de una nube o parte oscura como un telón en una parte de la visión.

Pantallas y aumento creciente de la miopía infantil

El uso de pantallas ha ido aumentando exponencialmente en los últimos años, con un claro impacto sobre la miopía, especialmente notable en niños. Esta tendencia se ha visto muy agravada durante la pandemia por las clases online, y es bastante preocupante en un momento en el que el ojo está en crecimiento y desarrollo. Otro factor que contribuye al aumento de la miopía es la falta de luz solar. Pasamos muchas horas encerrados, con luz artificial. Diversos estudios han apuntado a este factor como impulsor de la miopía. Asimismo, la falta de luz solar afecta a la producción de vitamina D, responsable de fijar el calcio en los huesos. Los niños necesitan jugar al aire libre y enfocar la vista de lejos.

Esta problemática de aumento creciente con la miopía infantil es el que nos ha llevado recientemente a crear una Unidad de Control de la Miopía específica.

Tratamiento de la miopía

Existen distintas formas de tratar la miopía:

En el caso de la corrección mediante lentes de contacto, existen diferentes opciones. La fabricación de estas lentes ha ido evolucionando y, actualmente, existen lentes de contacto blandas con un diseño óptico específico que provoca un desenfoque periférico en la retina. Esto contribuye a contener el aumento de la longitud axial del ojo, o sea, a contener la miopía. Diversos estudios ortoqueratológicos han demostrado que estas lentes de contacto contienen en un 50% la progresión de la miopía. Las lentes de contacto para el control del a miopía  se pueden prescribir incluso a niños, a partir de 8 años, pueden utilizarse entre 8 y 10 horas diarias, deben reemplazarse trimestralmente u requieren de una personalización específica para los parámetros corneales de cada persona.

Ante miopías elevadas, a partir de 3 dioptrías, en el caso de los niños mayores de 8 años, es aconsejable iniciar un tratamiento con lente de contacto específica que frena la progresión de este defecto refractivo.

En el caso de los adultos, se recomienda la cirugía refractiva, con índices de éxito del 99%, registrados por nuestros indicadores de calidad. Además de reducir el riesgo de afección sobre la retina, la cirugía refractiva proporciona una buena calidad visual, cosa que repercute en una mejor calidad de vida, eliminando la dependencia de gafas y lentillas.

 

Abrir en WhatsApp
1
¿Tienes alguna duda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?