0

Síntomas que me pueden hacer sospechar que necesito gafas

Los motivos que requieren corrección óptica mediante gafas pueden ser de varios tipos. En todo caso, generan unos síntomas que se concretan en:

  • Visión borrosa
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga visual
  • Lagrimeo o incomodidad al hacer tareas que requieren fijación prolongada de la vista.
  • Visión doble

Problemas oculares que requieren el uso de gafas

Los síntomas descritos pueden ser causados por distintos motivos:

  1. Defectos/errores refractivos o ametropías. La miopía, la hipermetropía o el astigmatismo distorsionan la visión (de lejos en el primer caso, de cerca en el segundo y a todas las distancias en el tercero). Puede ocurrir que la ametropía sea latente, porque tu sistema visual esté compensando el error refractivo pero esto genera molestias y además puede agravar el defecto si no se corrige.
  2. Presbicia o vista cansada. La presbicia o vista cansada afecta a la visión de cerca a partir de los 45 años aproximadamente. Los primeros síntomas son la dificultad para leer, o hacer tareas que requieran fijar la vista de cerca. La visión cercana se vuelve borrosa y se produce dolor de cabeza y lagrimeo.
  3. Estrabismo. En el caso del estrabismo, existe una descompensación entre los ejes visuales, impidiendo de funcionen coordinadamente. Ello ocasiona visión doble, visión borrosa y dolores de cabeza.

¿Qué pasa si necesitas gafas y no las llevas?

Especialmente en la adolescencia, mientras se está transformando el ojo no utilizas gafas cuando las necesitas, es posible que la graduación que precisas aumente más y, por tanto, consigas ver cada vez menos.

¿Cómo interpretar una receta de gafas?

Cuando el optometrista te hace una receta de gafas, utiliza unos códigos que pueden resultar incomprensibles para quien no los conoce.

Abrir en WhatsApp
1
¿Tienes alguna duda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?